Ingenio y Perseverancia

gatoPepe

Felis Vulgaris
Lejanos están los días de la primera guerra mundial en que los globos de observación eran el modo para avistar los movimientos del enemigo, mediante un vigía que exploraba y enviaba la información pertinente a través de un cable telefónico (aparte del que lo anclaba a tierra). Del mismo modo y aunque estaban defendidos por armas antiaéreas, podían ser una trampa mortal si es que los pilotos enemigos (cazaglobos) se decidieran por darle unos balazos a aquellas gigantescas bolsas de gas.

Sin embargo y como suele suceder alguien en este caso un piloto de apellido Petróczy, en 1916 pensó una alternativa para aquellos “elefantes voladores” de modo que ofrecieran un menor tamaño y dejaran de ser un blanco tan evidente.

Así desde el imperio Austro-húngaro tuvieron la avezada idea para desarrollar un nuevo concepto aeronáutico con una planta motriz de tres motores conjuntos que accionarían dos hélices girando en sentido contrario pero en el mismo eje, todo un desafío ingenieril para la época pero absolutamente correcto en su concepción ya que el giro de las palas contrarrotatorias de 6 m. de radio generaría el impulso necesario para subir (evitando la rotación del artefacto).

pkz-2-with-basket-3.jpg

https://oldmachinepress.com/2012/09/24/petroczy-karman-zurovec-pkz-2-helicopter/

EL PKZ I (y su variante PKZ II cuya sigla surge por el apellido de sus autores: Petróczy, Kármán and Žurovec), se podría matricular como el primer helicóptero de la historia cuyo objetivo sería al igual que un globo: posibilitar la ascensión de un observador lo suficiente como para quedar anclado por un cable a tierra y hacer las observaciones desde la canasta sobre las hélices dónde se proyectaba su habitáculo.

Este artilugio hizo su primera prueba allá por abril de 1918 logrando elevarse posteriormente (en mayo) a una altitud de 50 m. y siendo retraído por cables para el descenso. El proyecto a pesar de su éxito inicial fue cancelado pues en intentos posteriores fue inestable colapsando por fallos de motor...

(continuará)
 
Última modificación:

Detro

Buscando a Chikago
Lejanos están los días de la primera guerra mundial en que los globos de observación eran el modo para avistar los movimientos del enemigo, mediante un vigía que exploraba y enviaba la información pertinente a través de un cable telefónico (aparte del que lo anclaba a tierra). Del mismo modo y aunque estaban defendidos por armas antiaéreas, podían ser una trampa mortal si es que los pilotos enemigos (cazaglobos) se decidieran por darle unos balazos a aquellas gigantescas bolsas de gas.

Sin embargo y como suele suceder alguien en este caso un piloto de apellido Petróczy, en 1916 pensó una alternativa para aquellos “elefantes voladores” de modo que ofrecieran un menor tamaño y dejaran de ser un blanco tan evidente.

Así desde el imperio Austro-húngaro tuvieron la avezada idea para desarrollar un nuevo concepto aeronáutico con una planta motriz de tres motores conjuntos que accionarían dos hélices girando en sentido contrario pero en el mismo eje, todo un desafío ingenieril para la época pero absolutamente correcto en su concepción ya que el giro de las palas contrarrotatorias de 6 m. de radio generaría el impulso necesario para subir (evitando la rotación del artefacto).

pkz-2-with-basket-3.jpg

https://oldmachinepress.com/2012/09/24/petroczy-karman-zurovec-pkz-2-helicopter/

EL PKZ I (y su variante PKZ II cuya sigla surge por el apellido de sus autores: Petróczy, Kármán and Žurovec), se podría matricular como el primer helicóptero de la historia cuyo objetivo sería al igual que un globo: posibilitar la ascensión de un observador lo suficiente como para quedar anclado por un cable a tierra y hacer las observaciones desde la canasta sobre las hélices dónde se proyectaba su habitáculo.

Este artilugio hizo su primera prueba por allá por abril de 1918 logrando elevarse posteriormente (en mayo) a una altitud de 50 m. y siendo retraído por cables para el descenso. El proyecto a pesar de su éxito inicial fue cancelado pues en intentos posteriores fue inestable colapsando por fallos de motor...

(continuará)
Excelente, me recordó a este diseño:

vlcsnap-2020-05-26-00h21m06s834.png
 

gatoPepe

Felis Vulgaris
2º Parte (continuacion):

….no obstante los principios conceptuales de una nueva aeronave quedaban evidenciados y un nuevo prototipo sentaba las bases para una nueva tipología aeronáutica que a su debido tiempo se impondría.

pkz-2-takeoff2.jpg


Por increible que parezca pasaron aprox. 30 años hasta que los rusos retomaran este concepto en que hasta el día de hoy los helicópteros Kamov (Nicolai Kamov) siguen exitosamente el principio de las palas coaxiales contrarotatorias.

Obviamente que un helicóptero y su vuelo no es algo tan simple de administrar, lo que explicaría que el diseño del complejo mecanismo que debería manejar las componentes de fuerzas involucradas (cíclico), los esfuerzos de los dos rotores, la transmisión del motor , etc. demoraría tecnológicamente en poder ejecutarse.

Así pues a mediados de los 40's el Kamov KA-8 logró materializar el concepto en una aeronave tripulada de un solo ocupante.




Ahora lo fantástico es que este concepto dé que hablar en nuestros días, ya que a más de cien años otro hito aeronáutico está ante nosotros, esta vez con visión de futuro, se trata del primer vuelo (aeronáutico) en el planeta Marte.

Llevado allá en la última misión de la NASA (“Perseverance”) el helicóptero “Ingenuity” cuyo concepto es básicamente el mismo que el de su ancestro, intentará el desafío en la enrarecida atmósfera marciana en condiciones más difíciles que su predecesor o de las que se conocen acá en la Tierra.

Hoy con 1,8 kilos de peso y dos rotores de aprox. 120 cms. de diámetro cada uno, (en contraste con los 1.200 Kilos y los rotores de 6.0 mts. de diámetro de su ancestro) intentará una nueva proeza histórica aunque a una distancia sideral de los humanos (y a más de un siglo de su invención).

Finalmente el pasado Lunes 19 el “Ingenuity” se inscribió en la historia con el primer vuelo aeronáutico en otro planeta a 103 años de su antepasado y otra vez en el mes de abril.

Así entonces un mismo concepto puede ser exitoso tanto hoy como ayer y será probablemente un método viable en el futuro para la exploración en otros planetas, planetoides o lunas.

.................................................................................

Leyendo por estos días detalles sobre la misión marciana averigüé que el helicóptero “Ingenuity” llevaba un trozo de tela del primer avión (con motor), aquel de los hermanos Wright y que además el lugar donde se produjo el vuelo en el cráter Jezero se le llamaría de ahora en adelante “Campo de los hermanos Wright” en un claro homenaje a los pioneros norteamericanos.

Sin embargo y aunque está bien recordar los hitos aeronáuticos, exaltarlos en demasía podría cometer la injusticia por no considerar a todos los que como un largo y continuo caminar por más de un siglo (y más allá si contamos el vuelo sin motor incluso desde los estudios de Da Vinci) ha requerido muchos pasos e incontables pioneros de diversas naciones, credos, lugares y tiempos cuyo esfuerzo personal e inventiva (y hasta sus vidas) contaron para sumar y lograr lo que hoy vemos como otro hito histórico.

Tal vez a los conceptos "Ingenuity" and "Perseverance" les falten algunos otros como prudencia y reflexión.



petroczy.jpg

PKZ II (abril 1918), peso=1200 kilos, rotores=6 m, RPM=600 , planeta Tierra.


mars-2020-ingenuity-helicopter-1200x630-c-ar1.91.jpg

Ingenuity (abril 2021), peso (terrestre)=1,8 kilos, rotores=1200 cms., RPM= 2500, Planeta Marte.
 
Subir