Review: Nintendo Switch

Introducción

Con más de un año desde su lanzamiento, la Switch es un completo éxito para la gran N (al menos en ventas y apoyo de third parties). Por mi parte, esperé a que tuviese una biblioteca lo suficientemente atractiva para hacer la inversión y asegurar que no pasaré por lo mismo que la Wii U. Para muchos este review no es novedoso, pero esperaremos realizar suficientes comparaciones para que se sienta fresco pese a su vejez.

Partimos con un poco de historia.

La Switch

La Switch

El paso natural

Para muchos seguidores de Nintendo, la Switch no fue ninguna sorpresa, por el contrario, era el paso natural después del fracaso de la Wii U: Un mando que fuese además la consola para juegos.

Cuando se lanzó la Wii U, parte del publico casual pensó dos cosas: es una Wii portátil o control nuevo para la Wii. No era ninguna de las dos y todos sabemos como terminó la historia para la Wii U, con bajas ventas y siendo apoyada solo por Nintendo y unos pocos desarrolladores independientes.

Otro paso natural se encuentra dentro de la consola misma, un cambio de arquitectura era obligatorio. Si bien la tecnología PowerPC le dio sus frutos y la Wii U podía hacer cosas que estaban más allá de sus capacidades teoricas (cosa de ver The Legend of Zelda: Breath of the Wild) el programar para la Wii U era un dolor de cabeza para los desarrolladores: Número impar de núcleos (3), baja cantidad de ram para los estándares actuales (2 GB, de los cuales solo 1 GB podía ser usado por los juegos) y dos pantallas (una a 720p y otra a 480p). Si colocamos todo esto en una juguera, nos da que programar (o portar) un juego era un severo dolor de cabeza. La Switch por otro lado tomó una plataforma robusta y que varios programadores ya conocían (es una nVidia Shield personalizada), lanzó un SDK amigable, además de convencional.

Con esta breve introducción y descripción, pasemos a lo que es la consola misma.

Comentarios